La importancia de una buena iluminación en el baño

18 marzo, 2020 -

La calidad de nuestros productos nos avala. En EBIR somos especialistas en iluminación de baño y llevamos más de 25 años investigando los factores que afectan al diseño y la fabricación para conseguir apliques y espejos iluminados, con una excelente calidad, que brindan una luz perfecta para las tareas a realizar en el cuarto de baño.

En este post vamos a hablar de lo importante que es la calidad de la luz en nuestro cuarto de baño, y por qué los apliques de baño de EBIR ofrecen las mejores garantías.

Diseñamos apliques con temperaturas de color para todo tipo de baños

Una de las principales dudas a la hora de escoger la iluminación de nuestro baño es dar con la tonalidad acertada, es decir, optar por una luz cálida o fría. Pero, para empezar, primero debemos tener claro qué es la temperatura de color y cómo afecta a cómo nos vemos reflejados en el espejo

Definimos la temperatura de color como el predominio de alguno de los colores del espectro lumínico en las luces blancas, alterando el color blanco hacia tonos más cálidos o hacia tonos más fríos.

Esta alteración se mide en grados Kelvin (K) y puede variar en función de su intensidad:

  • Blanco cálido: Temperatura de color entre 2700K y 3500K, aporta una luz blanca con un toque amarillento.
  • Blanco natural: Temperatura de color de 4000K, aporta una luz blanca natural.
  • Blanco día: Temperatura de 5700K, aporta una luz blanca limpia.
  • Blanco frío: Temperatura de color entre 6000K y 7000K, aporta una luz blanca con un toque azulado.

En el baño, por lo general, vamos a necesitar una iluminación clara y nítida que nos ayude a realizar tareas de forma precisa. Por eso, recomendamos optar por tonalidades más neutras en torno a los 4000K, que se asemejan a la luz natural.

Puntos de ergonomía pensados para el usuario

Contar con una buena calidad y un tono de luz adecuado es de gran importancia. Por eso, en EBIR tenemos muy presente este factor, para conseguir una correcta iluminación en el cuarto de baño. 

Habitualmente, los baños presentan 2 puntos de luz principales, aunque dependiendo de su tamaño puede haber más. Estos son, la luz cenital y la luz en el espejo.

(1) Luz en el espejo (2) Luz de techo

La luz cenital que es el punto que se encuentra encima del lavabo y proyecta una luz vertical hacia abajo, se la denomina luz de acento, ya que provoca sombras muy marcadas en nuestro rostro y dificultan la visibilidad en detalle.

La luz en el espejo es un punto situado generalmente en la parte superior o superficie del mismo. Los apliques de baño y espejos con iluminación integrada proyectan una luz hacia el rostro, pensada expresamente para los usuarios, que ofrece una iluminación uniforme y sin sombras, y que facilita la visibilidad de los detalles

Medimos los lúmenes y los luxes para garantizar la calidad

Medir la cantidad de luz que le llega al usuario es un factor relevante que determina la eficacia del producto. Por eso, en EBIR tenemos en cuenta tanto los lúmenes (lm), como los luxes para logran una iluminación de calidad.

Ambos datos se utilizan para medir el flujo luminoso. Mientras que los lúmenes toman de referencia la propia fuente de luz, los luxes miden el punto determinado en el que la luz alcanza un determinado punto, en nuestro caso lo medimos en el rostro, lo que permite ver el flujo de luz exacto que llega al usuario.

Conocer este dato es de gran relevancia para el usuario, ya que es muy útil saber la cantidad de luz de la que dispondrá para realizar sus tareas en el baño.

En definitiva, la intensidad, el ángulo y la temperatura de color de la luz son factores que en EBIR, tenemos en cuenta durante todo nuestro proceso de diseño y fabricación, en el que llevamos a cabo numerosas pruebas tanto con usuarios reales como en nuestros laboratorios de simulación, con la finalidad de ofrecer a los clientes un producto altamente funcional que nos facilite las tareas del día a día frente al espejo.

EBIR EN SICAM 2021
scroll_ebir